Publicado el 11-12-2006 / Edición Nº 5 / Año III

 














LA RELACIÓN JÓVENES-TIC: UNA LECTURA CUALITATIVA
por Páez, Ángel
Universidad del Zulia
Páez, Ángel (11-12-2006). LA RELACIÓN JÓVENES-TIC: UNA LECTURA CUALITATIVA.
HOLOGRAMATICA - Facultad de Ciencias Sociales UNLZ
Año III, Número 5, V1, pp.41-54
ISSN 1668-5024
URL del Documento : https://cienciared.com.ar/ra/doc.php?n=458
URL de la Revista : https://www.hologramatica.com.ar
Botn Derecho para Descargar Documento Completo
(PDF)
76915 Bytes

RESUMEN:

El artículo presenta resultados parciales de una investigación sobre la relación jóvenes-TIC[1] en diversos escenarios y realidades sociales en los que se evidencia el importante rol que juega esta relación en la vida de jóvenes y adolescentes, tomando en cuenta las limitaciones que impone la brecha digital en países como Venezuela. Se diseñó una estrategia metodológica que nos permitiera[2] ir más allá de las tradicionales cifras de acceso a las TIC en Latinoamérica, por lo que se recurrió a la técnica de investigación cualitativa mediante grupos focales. Para optimizar el proceso de análisis de la información se utilizó el Software Ethnograph, cuyas características y ventajas para el análisis de datos cualitativos son muy  pertinentes  para la metodología utilizada. A manera de conclusión, se destaca el hecho de que la tecnología a la cual tienen más acceso los jóvenes y adolescentes venezolanos es el teléfono celular. Los jóvenes escolarizados utilizan el celular como un instrumento social capaz de potenciar los vínculos que establecen entre ellos mismos; es una herramienta comunicacional que utilizan fundamentalmente con sus pares.



[1] En el marco del Proyecto de Investigación “Medios y Salud Pública: la voz de los adolescentes” (OPS/FCH/CA, (2003), Proyecto COMSALUD, auspiciado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la Federación Latinoamericana de Facultades de Comunicación Social (FELAFACS) y la Organización de las Naciones Unidas. El actual proyecto “Medios y Salud Pública: la voz de los adolescentes” en su fase final, esta adscrito al Centro de Investigación de la Comunicación y la Información de la Universidad del Zulia y recibe financiamiento del Fondo Nacional de Ciencia y Tecnología de Venezuela (FONACIT). El equipo de investigación esta conformado por los investigadores Luz Neira Parra, Guadalupe Oliva, María Isabel Neüman, Ángel Páez, Belkys Angulo, Marly Sierra, Holy Castañeda y Cesar Quintero.

[2] Este artículo es una producción del autor, pero siempre en el contexto del trabajo con el equipo de investigación conformado por Parra y cols., por lo que en adelante se usa la 1era persona del plural para hacer referencia a las reflexiones y esfuerzos realizados.

PALABRAS CLAVE: TIC, juventud, brecha digital
ABSTRACT:
The article presents the results of a research about the youth – TIC relation in different sceneries and social realities, where stands out the important role this relation plays in young people’s and teenagers lives, taking into account the limitations that the digital divide imposes in countries such as Venezuela. It has been designed a methodological strategy that allowed us to go further from traditional figures of access to TIC in Latin America, so the qualitative technique focus groups has been resorted. The Ethnograph Software has been used to optimize the information analysis process, for it holds characteristics and advantages for qualitative data analysis that are very pertinent for the methodology we used. As a conclusion, it is highlighted the fact that the technology to which Venezuelan young people and teenagers access the most is the cell phone. The schooled young use the cell phone as a social instrument able to potent the links between themselves, it is a communicational tool that they use among their equals.
KEYWORDS: TIC, youth, digital divide

 

No se trata aquí de la constitución de grandes colectivos

 movidos por ideas radicales de cambios macro, ni de identidades

 cortadas por ideologías que vienen a capturar a los jóvenes con su

certidumbre y monolitismo, en la medida en que tales discursos

 han quedado sepultados por un nuevo tiempo, productivista,

 individualista, asediado por pequeños relatos que procuran dar

sentido a vidas más acuciadas por la necesidad y amenazadas

 por la exclusión. Aunque como el lobo frente al cordero,

 disfrazada de la "aventura del riesgo y la libertad"

Balardini (31/12/2005)

 

1. A manera de introducción

 

Asistimos a una era en la que el desarrollo tecnológico condiciona – de alguna manera - casi la totalidad de los procesos sociales que se gestan en nuestros países. Las últimas investigaciones nos sugieren que, incluso en las zonas más pobres de África y Centroamérica, una parte cada vez más creciente de los procesos económicos y políticos se ven afectados por el impacto de las tecnologías de información y comunicación (TIC); esto puede observarse en el uso de tecnología dura en procesos fundamentales como los electorales y la expedición de documentos oficiales, así como en el flujo de datos a través de los medios de comunicación y los espacios de consumo. Sin embargo, aunque la mayoría de los ciudadanos tengan acceso a un computador durante los procesos electorales o en centro público de conexión para consultar su estatus en el sistema nacional de salud, la gran diferencia estriba en el acceso a la información, y aquí entramos en materia de la tan famosa brecha digital. La Asociación Latinoamericana de Integración (AÑO) define brecha digital como una manifestación de una forma de exclusión, con elevada potencialidad para ampliar las diferencias económicas, comerciales y sociales que separan a los países y regiones (Brecha Digital Internacional) y a los individuos y organizaciones entre los países (Brecha Digital Doméstica).

 

De manera que el desarrollo tecnológico nos coloca ante un importante dilema y nos enfrenta a contradictoria tarea de incluir en cualquier plan de desarrollo la promoción del acceso a las comunicaciones digitales, a pesar de que no hayamos resuelto los problemas de hambre, enfermedades y guerras en África, Asia y América Latina. “A fin de cuentas, las tecnologías de la información y la comunicación pueden ayudar a las economías de los países en desarrollo, a la comercialización de los productos de los agricultores, a la atención médica en las zonas rurales remotas, a la educación de los niños y jóvenes” (Villate, 2000, Buscando soluciones, 3).  

 

 En este sentido, los países latinoamericanos están llamados a superar la brecha digital internacional y doméstica a través de mecanismos y estrategias adecuadas para apropiarse de las TIC, de manera que éstas le permitan gestionar los procesos sociales según sus propias necesidades. “La idea no consiste en gerenciar estratégicamente la transferencia de tecnología que es requerida para modernizar el desarrollo del Tercer Mundo” (Páez, 1992). Es necesario desarrollar desde las instituciones de la sociedad, una cultura de información que anteceda a una cultura informática o tecnológica orientada a la operacionalización de proyectos de carácter comunitario.  

Para entender esto, es necesario interpretar a Internet, no solo como la expresión más avanzada del desarrollo tecnológico y/o de la sociedad informacional[1], sino como:

la red de redes humanas que se relacionan unas con otras. El hecho de que ¨Internet¨ se base en una plataforma de computadoras interrelacionadas, hace que esta red de redes humana funcione con características novedosas y particulares. Este espacio se ve transformado permanentemente por las mismas interacciones que se van desarrollando. Esta tecnología debe ser vista, analizada, manejada, estudiada y utilizada desde un punto de vista social, tratando de entender los tipos de relaciones que se establecen, los nuevos procesos sociales que genera, las transformaciones culturales que produce, las nuevas visiones de mundo que se construye, las nuevas relaciones económicas que se establecen (Rozengardt, 29/08/2003).     

            También debemos seguir el uso y aprovechamiento que cada país le da a las TIC. Buena parte de los decisores en materia de políticas públicas siguen creyendo que la única forma de acceder a Internet es el computador personal y esto, como lo argumenta Aguirre (2003), se debe a que los adultos socializados pre-TIC, abordan la cuestión TIC un poco condicionados por las socializaciones previas, sustentadas en campos políticos e ideológicos. Esto contrasta con una realidad en la que un 75 por ciento de los venezolanos dispone de al menos un servicio de telecomunicaciones, siendo el servicio celular el de mayor penetración en la población (Casetel, 2005).

 

            ¿Las razones? Peña (2005, telefonía móvil creciendo como la espuma, 1) considera que “a diferencia del resto de los latinoamericanos, los venezolanos se caracterizan, en el ámbito celular, por ser esponjas de las tecnologías y por aspirar más que cualquier otro costeño, sureño, carioca o cuate que habita en esta parte del mundo, un equipo de avanzada, con la mayor cantidad de funcionalidades y características que, además, le permitan proyectar un estatus ante la sociedad”. La telefonía móvil cerró el 2004 con más de ocho millones 400 mil usuarios y, durante el primer trimestre de 2005, después de la entrada en juego plenamente de Telefónica Móviles a través de Movistar, la marca que sustituyó a Telcel BellSouth en Venezuela, el número de suscriptores a los servicios móviles se ha mantenido en constante ascenso (Peña, 2005, telefonía móvil creciendo como la espuma, 3).

           

2. Los jóvenes e Internet

 

En cuanto al uso de Internet, que agrupa a la mayoría de las tecnologías de información y comunicación, Fernández (2000) indica que en Perú “la mayoría de los usuarios son estudiantes, con una proporción mayoritaria de mujeres sobre los hombres, especialmente en los sectores más populares”. En Venezuela, Plaz (2001) apunta que “la gran masa de usuarios que asiste al infocentro – centro de acceso a Internet – son jóvenes estudiantes en busca de información para sus trabajos académicos. En un estudio piloto en el Zulia, Gonzalo (2005) establece que “el usuario promedio de los infocentros es, en su mayoría, un adolescente con una edad comprendida entre 14 y 16 años”.

 

            Los jóvenes usan Internet porque no vislumbran que la red esté controlada por los adultos, ya sea en tanto gobierno, los padres u otras instituciones. Para ellos, el ciberespacio es la nueva frontera que representa algo muy parecido a la libertad que imaginan en su cultura de la nocturnidad (Balardini, 2005).

 

            El uso que los jóvenes le dan a Internet es muy particular, lo cual esta estrechamente vinculado a sus características como grupo poblacional. Balardini (2005) señala que la juventud, en tanto sector de la población con características propias, es el resultado de las fuerzas productivas de Occidente. De manera que en el siglo XVIII se consideraban jóvenes solamente a los varones de clase burguesa, mientras que las niñas pasaban directamente a la condición de adultas dispuestas a ser desposadas. No es sino hasta mediados del siglo XX, en medio de diversas transformaciones sociales post-guerra, que se evidencia el auge de una cultura juvenil muy fuerte que generó un profundo cambio en la relación existente entre las distintas generaciones.  Este grupo social juvenil que surge y se desarrolla a lo largo del siglo XX, forma parte de lo que hoy denominamos como sociedad posmoderna.

 

Para algunos filósofos posmodernos, como Giles Lipovestky, la sociedad posmoderna esta sostenida por el consumo y la comunicación. En el nuevo narcisismo, “el individualismo posmoderno”, se caracteriza por el impulso de los deseos de autonomía individual, un repliegue de las personas sobre sí mismas, en persecución de sus intereses privados a fin de lograr una mejor vida para ellas mismas, del culto al cuerpo, a las relaciones y al placer. Todo expresado en un conjunto de nuevos valores. Visto de este modo, se trataría de un cambio social y cultural, que encarna un neohedonismo fin de siecle, al que no habría mucho que reprocharle (Balardini, 2005, p. 3).

 

            Los jóvenes posmodernos perciben el mundo de forma massmediática, aislada e individual. Hoy en día, vemos como se ha transformado el empleo y disfrute de los espacios privados, y su significado afectivo, manifestándose un repliegue al ámbito privado; se evidencia una tendencia aislacionista tanto en el plano físico como en el emocional (Serrano, 1995, citado por Bisbal, 2003). Esto coincide con la posición de  Levis (citado por Balaguer, 2002) quien plantea que jóvenes usan los videojuegos debido a la actividad que ofrecen los mismos (frente a la pasividad de la TV), la posibilidad de participar de forma individual, así como por su carácter lúdico y de simulación.

 

Quienes tienen entre 18 y 24 utilizan Internet en todos los aspectos de su vida, para informarse, trabajar, divertirse y establecer relaciones en línea o entretenerse con ellas (Finquelievich, 2002).

 

De una u otra forma, estas tendencias nos ayudan a dibujar los escenarios que podrían estar explorando los jóvenes latinoamericanos en los próximos años, en lo que a acceso de tecnología se refiere. Y no perdamos de vista los usos que actualmente le están dando los jóvenes venezolanos a la tan popular televisión, ya que no están muy alejados de la cultura del placer, el juego y la diversión que prometen los videojuegos computarizados. “Resulta relevante que en la mayoría de los países se encontró que el núcleo nodal del uso de los medios por parte de los adolescentes está directamente relacionado con la música…en general, los adolescentes utilizan los medios con el propósito de entretenerse” (OPS/FCH/CA, 2003).

 

 

3. Descripción  metodológica

 

Se diseñó una estrategia metodológica que nos permitiera ir más allá de las tradicionales cifras de acceso a las TIC en Latinoamérica, por lo que se recurrió a la técnica de investigación cualitativa mediante grupos focales. El grupo focal es un método de investigación colectivista, más que individualista, y se centra en la pluralidad y variedad de las actitudes, experiencias y creencias de los participantes, y lo hace en un espacio de tiempo relativamente corto (Martínez, S/F).

 

Los doce (12) grupos focales efectuados, permitieron profundizar la exploración de las percepciones que tuvieron los jóvenes y adolescentes participantes en el estudio, sobre el impacto que tienen las TIC en sus vidas. Los Grupos Focales, descritos a continuación, fueron grabados y se realizó la  trascripción de cada uno de ellos:

Descripción de los Grupos Focales

Grupo

Edad

Sexo

Descripción-Lugar

1

13-16

M

Alumnos del Liceo Rafael María Baralt

2

13-16

F

Alumnos del Liceo Rafael María  Baralt

3

13-16

M

Adolescentes en rehabilitación de drogas. Escolarizados.

Fundación Niños del Sol

4

13-16

F

Adolescentes trabajadoras de la fundación Niños del Sol. Escolarizados

5

17-20

M

INCE. Escolarizados

6

17-20

F

Estudiantes universitarios de la UBV

7

17-20

M

No escolarizados  (Fundación Habitierra)

8

17-20

F

No escolarizados  (Fundación Habitierra)

9

21-24

M

Estudiantes de Ingeniería y Com. Social de LUZ

10

21-24

F

Estudiantes de ingeniería de LUZ)

11

21-24

M

No escolarizados (Fundación Habitierra)

12

21-24

F

No escolarizados (Fundación Habitierra)

 

Para optimizar el proceso de análisis de la información se utilizó el Software Ethnograph, cuyas características y ventajas para el análisis de datos cualitativos son muy  pertinentes  para la metodología utilizada. Las transcripciones realizadas en Microsoft Word fueron luego insertadas en el Ethnograph. Este software, creado por John Seidel, es muy utilizado en el análisis descriptivo-interpretativo de textos. El programa, diseñado alrededor de conceptos de descontextualización y recontextualización, realiza una serie de funciones entre las que destacan: 

 

*Búsqueda selectiva: compila segmentos codificados en carpetas con características específicas.

*Frecuencias: Cuenta las ocurrencias de un código determinado. Un tipo de contexto de información puede ser usado para identificar hablantes en una conversación de grupo. Después el programa puede contar el número de veces que el hablante particular ha hablado.

*Búsqueda de códigos múltiples: el texto de un segmento es codificado con dos o más categorías simultáneamente.

 

            El procesamiento en el Ethnograph se realizó de la siguiente manera:

a)      Se creó a un archivo contentivo con la información que luego fue codificada, en este caso, los doce grupos focales. 

b)      Posteriormente, se creó un listado de las categorías en base a las cuales se codificaron los grupos focales.

c)      En tercer lugar, se codificaron los grupos focales. El programa enumeró cada una de las líneas que componen el documento. El Ethnograph usó las líneas numeradas para conectar códigos con segmentos de textos.

d)     Seguidamente, a través del programa se pudo seleccionar segmentos del texto para cada una de las categorías definidas. Cada segmento del texto apareció seleccionado de principio a fin, pudiendo ser seleccionado, en su totalidad o en parte, para una o más categorías.

e)      En cuarto lugar, el programa agrupó las líneas de texto correspondientes a cada una de las categorías en un documento particular. Así también, agrupó aquellas secciones del texto que aludan a más de una categoría.

f)       Por último, se imprimió la información codificada, para ser analizada por cada uno de los investigadores.

 

4. Resultados y conclusiones

 

Internet es utilizada fundamentalmente por los jóvenes[2] escolarizados de clase media-alta. El uso que éstos jóvenes le dan está íntimamente relacionado con los procesos de aprendizaje formal que adelantan en sus escuelas y/o universidades y esto coincide con otros resultados encontrados en Perú y Venezuela en  los que se indica que la mayoría de los usuarios de Internet son jóvenes en busca de información para sus trabajos académicos. A través de la búsqueda de información, estos jóvenes tienen la posibilidad de experimentar el potencial social de Internet, interactuando con productores de conocimiento de todas partes del mundo.        

 

…para mi el Internet es indispensable, porque la Internet se usa mucho para los trabajos, las tareas y casi siempre para los trabajos uso google, yahoo… (13-16, escolarizado, masculino).

 

…Internet yo lo necesito, cuando no lo sabia utilizar si me preocupaba, porque tenía que hacer un trabajo y no sabía como usarla, pero de un tiempo para acá he aprendido más, y cuando no lo utilizo es porque no tengo casa nada de trabajos (13-16, escolarizado, masculino)

 

Investigar, hacer trabajos, maniobrar…me gusta mucho diseñar en las computadoras…comunicarme, conseguir información… (21-24, escolarizadas, femenino)

 

…las páginas que frecuento son google, yahoo y cuando tengo tiempo, después que bajo información…entro al Messenger, CANTV.net, Latin-Chat…   

 

           

            Los jóvenes no escolarizados, aunque usan Internet en una proporción muy baja, si logran percibir el impacto que esta puede tener en sus vidas.

 

...me gustaría aprender porque cuando paso cerca de los cibers, me encantaría meterme…fui con un amigo y me gusto…entré a muchas páginas, pero yo sola no pude… (21-24, no escolarizada, femenino)

 

…tengo correo electrónico, no se mucho sobre esto del Internet pero quiero aprender, porque es algo de verdad maravilloso, porque si uno no sabe de Internet, ahora, antes era un lujo lo de la computadora, lo del Internet, pero ahora es una necesidad…(21-24, no escolarizado, masculino)

 

Tengo correo electrónico…no se mucho de Internet, pero quisiera….prepararme para aprender, porque esto es algo de verdad maravilloso, porque si uno no sabe de Internet, ahora, antes era un lujo lo de la computadora….ahora Internet es una necesidad, porque todos los profesores te dice “bájalo por Internet” en la universidad, en el liceo, haz todo por Internet… (21-24, no escolarizado, masculino).

 

           

El juego es otra de las razones por la que cada vez más jóvenes usan la tecnología y ello tiene que ver con la actividad que ofrecen los mismos (frente a la pasividad de la TV), la posibilidad de participar de forma individual y su carácter lúdico y de simulación.

 

…cuando se me están acabando los minutos de Internet, me meto un buscaminas que son unas bichas que sale la carita y uno va lo explota… (17-20, no escolarizada, femenino)

 

…a mi me gusta toda clase de juego, lo que más juego es el gusanito, a veces juego el de la memoria que también se descubre… (17-20, no escolarizada, femenino)

 

 

            Tal y como lo indicamos en el apartado teórico, la tecnología a la cuál tienen más acceso los jóvenes y adolescentes venezolanos es el teléfono celular. Los jóvenes escolarizados utilizan el celular como un instrumento social capaz de garantizar y potenciar los vínculos que establecen entre ellos mismos; es una herramienta comunicacional que utilizan fundamentalmente con sus pares.

 

…no me importa tanto el celular, a mi me importan son los números de teléfono que guardo ahí, el teléfono aguanta 500 números, me gusta porque encuentro los números… (13-16, escolarizado, masculino)

 

…me siento más identificado con el celular, porque nadie te escucha… (13-16, escolarizado, masculino)

 

…para mi un teléfono celular es muy importante…porque yo dependo mucho de él, porque estoy comunicado, la mayoría de las veces transmito por el teléfono, y si…la tecnología ha avanzado mucho y hasta cierto punto… porque te ayuda a solucionar ciertos problemas, a aligerar, pero algunas veces…te desvía de lo normal…uno a veces le presta más atención a un teléfono que a un libro… (17-20, escolarizado, masculino)

 

No encontramos mayores diferencias en el uso de Internet entre grupos etáreos, excepto por algunos testimonios que señalan un uso más orientado al trabajo en jóvenes entre los 21 y los 24 años no escolarizados.

Yo utilizo un celular para mi trabajo ya que…como si fuese mi oficina, ya que por ahí me llaman y yo puedo ir a hacer mi trabajo

 

…tengo porque soy la única que vive lejos de toda la familia y también para mi trabajo, como soy manicurista la gente tiene que localizarme…

…yo utilizo un celular para mi trabajo ya que con el… es mi medio….como si fuese mi oficina, ya que por ahí puedo ir a hacer mi trabajo… 

           

En cuanto al sexo, aunque en general ambos usan la tecnología con fines de entretenimiento y educativos, observamos que mientras algunos hombres están viendo el potencial que tiene Internet para el trabajo o los negocios, las mujeres la explotan más para relacionarse con sus familiares y amigos.   

 

    …de las tecnologías puedo decir que las computadoras le hacen falta al negocio…no he hecho ningún curso y meses anteriores ya yo estoy pensado, preparando un curso de computación ya que pienso instalar un caber ahí, un caber pequeño, porque veo la necesidad de cómo a través de una computadora como muchos jóvenes nos preparamos, crecemos rápidamente… (21-24. no escolarizado, masculino)

 

Para mi es muy importante porque vivo lejos de mi mamá y era importante comunicarme con ella, con mi esposo, que no trabaja cerca (21-24, no escolarizada, femenino)

 

Esta realidad nos ayuda a entender la crisis de las instituciones educativas a nivel básico, ya que en buena medida éstas obvian la cultura de la velocidad, de la segmentación y de la imagen en la que están envueltos los jóvenes, y siguen enfatizando sus estrategias de enseñanza y aprendizaje en la cultura del libro, del texto y de la palabra escrita como tal. Si bien es cierto que, en Venezuela, se sabe de algunos educadores que a nivel de la escuela básica – en el estrato medio/alto – estimulan el uso de Internet en las tareas, se observa como la mayoría de éstos aun no han ingresado al ciberespacio[3] y por tanto, no entienden – aun - la lógica del mismo. Hoy en día, en estratos bajos y altos,  se impone la lógica de los hipertextos y las hipermedias - a través de dispositivos como los celulares, los videojuegos y las computadoras - sobre la lógica secuencial tradicional (Balardini, 2005).

La relación hoy más dialógica que existe entre los jóvenes y los dispositivos tecnológicos, se acerca más a la forma no-secuencial como nuestro cerebro procesa la información. Barbero (2004) se atreve a asegurar que los jóvenes son los futurólogos del momento y que es necesario entender éstas nuevos modos de aprehensión de la realidad, para avanzar más rápido en los procesos de educación y formación que tanto necesitan las sociedades latinoamericanas para alcanzar el desarrollo. 

 

 

Referencias

 

 Aguirre, A. (2003). TIC y jóvenes. Mística. Disponible en: http://funredes.org/mistica

Asociación Latinoamericana de Integración (2003). La Brecha Digital: perspectivas de acción. Revista Comunicación, Nº 124, p. 117-119.

Balardini, S. (2006). Jóvenes, tecnología, participación y consumo. Disponible en: http://168.96.200.17/ar/libros/cyg/juventud/balardini.doc

Barbero, J. (2004). Medios y culturas en el espacio latinoamericano. Disponible en:  http://www.campus-oei.org/pensariberoamerica/ric05a01.htm

Bisbal, M. (2003). Para un mapa mediático de la ciudadanía. II Congreso de la Conferencia Venezolana de Comunicación Social. 16 al 20 de Mayo, Isla de Margarita, Venezuela.

Casetel (2005). Telefonía celular con mayor penetración. Disponible en:  http://computerworld.net.ve/index2.php?option=com_content&do_pdf=1&id=16

Fernández, A. (2000) Las cabinas públicas de Internet en Perú. Universidad Tecnológica del Delf. Disponible en: www.tele-centros.org. En Gonzalo,  M. (2005). Análisis de acceso y uso de los Infocentros instalados en el estado Zulia. Anteproyecto de tesis de Maestría en Ciencias de la Comunicación, no publicado, Universidad del Zulia.   

Finquelievich, S. (2002). La informática y los jóvenes: redes sociales de inserción, acción y contención. Disponible en: http://www.links.org.ar/infoteca/lainformaticajovenes.rtf

Gonzalo,  M. (2005). Análisis de acceso y uso de los Infocentros instalados en el estado Zulia. Anteproyecto de tesis de Maestría en Ciencias de la Comunicación, no publicado, Universidad del Zulia.   

Levis, D. (1997) "Los videojuegos, un fenómeno de masas" Buenos Aires: Paidós. En Balaguer, R. (2002). Videojuegos, Internet, Infancia y Adolescencia del nuevo milenio. Disponible en el ARCHIVO del Observatorio para la CiberSociedad en http://www.cibersociedad.net/archivo/articulo.php?art=6

Martínez Mígueles, M. (S/F). Los Grupos Focales de Discusión como Método de Investigación. Recuperado el 19 de Agosto de 2006 del URL: http://prof.usb.ve/miguelm/gruposfocales.html#_ftn1

OPS/FCH/CA, (2003). Medios y Salud Pública: la voz de los adolescentes. Disponible en: http://www.paho.org/Spanish/AD/FCH/CA/VozAdolescentes.pdf

Páez, I. (1992). Gestión de la inteligencia, aprendizaje tecnológico y modernización del trabajo informacional. Retos y Oportunidades. Caracas: Instituto de Estudios del conocimiento de la USB/CONICIT. En Gonzalo,  M. (2005). Análisis de acceso y uso de los Infocentros instalados en el estado Zulia. Anteproyecto de tesis de Maestría en Ciencias de la Comunicación, no publicado, Universidad del Zulia.   

Peña, 2005, telefonía móvil creciendo como la espuma, 3). Artículo Revista Producto.

Plaz, I. (2001). Acceso universal a internet en países compradores de Tecnologías de la Información y la Comunicación: método (s) para distinguir un oasis de un espejismo. En Gonzalo,  M. (2005). Análisis de acceso y uso de los Infocentros instalados en el estado Zulia. Anteproyecto de tesis de Maestría en Ciencias de la Comunicación, no publicado, Universidad del Zulia.   

Producto (2000). Fieras del consumo. Disponible en: http://www.producto.com.ve/206/index.html

Rozengardt, A. (2003). TIC y jóvenes. MISTICA. Disponible en http://funredes.org/mistica

Serrano, M. (1995). En Bisbal, M. (2003). Para un mapa mediático de la ciudadanía. II Congreso de la Conferencia Venezolana de Comunicación Social. 16 al 20 de Mayo, Isla de Margarita, Venezuela.

Villate, J. (2000). Brecha digital contra la aldea global. Disponible en el ARCHIVO del Observatorio para la CiberSociedad en http://www.cibersociedad.net/archivo/articulo.php?art=41


[1] Castell (2002) prefiere la denominación  de “sociedad informacional”, sosteniendo que la información, como comunicación del conocimiento, ha formado parte de todas las sociedades a través del tiempo y que el término informacional indica el atributo de una forma específica de organización social en la que la generación, procesamiento y transmisión de información se convierten en las fuentes fundamentales de la productividad y el poder.

 

[2] En adelante, nos referiremos a los 72 jóvenes y adolescentes que participaron en los 12 grupos focales de esta investigación.

 

[3] Los hallazgos de Gutiérrez y Ortega (2003) en Maracaibo indican que el porcentaje de maestros que no utilizan Internet es de un 85% y, en cuanto a las causas por las cuales no utilizan Internet aparecen: falta de entrenamiento (37%), disponibilidad de tiempo (27%) y altos costos ( 21%).

ISSN 1668-5024
URL del Documento:
https://cienciared.com.ar/ra/doc.php?n=458

URL de la Revista:
https://www.hologramatica.com.ar

10562 Visitas
Volver 
Hologramática es una Publicación Académica con referato de la Facultad de Ciencias Sociales de la UNLZ - Juan XXIII y Ruta 4 (1832) Lomas de Zamora
0054- 11- 4282-5050 4282 7040 int 2180  Buenos Aires - Argentina
ISSN 1668-5024

Creative Commons License

Hologramática by Hologramática is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 2.5 Argentina License.
Based on a work at https://www.hologramatica.com.ar/.


Publicado con Lapacho ® Revistas Académicas 2.0